El Instituto Nacional de Semillas promueve el desarrollo de la actividad semillerista. Es un instituto de derecho público no estatal creado por la Ley N º 16.811, en febrero de 1997.

 

Sus principales objetivos son:

  • Fomentar la producción y el uso de la mejor semilla con identidad y calidad superior comprobada, estimulando el desarrollo de la industria semillerista nacional.
  • Apoyar la obtención y el uso de nuevos materiales filogenéticos nacionales así como el de aquellos de origen extranjero que se adecuen a las condiciones del país.
  • Proteger las creaciones y los descubrimientos fitogenéticos, otorgando los títulos de propiedad que correspondan.
  • Impulsar la exportación de semillas.
  • Proponer el dictado de normas sobre producción, certificación, comercialización, exportación e importación de semillas así como sobre la protección de las creaciones y los descubrimientos filogenéticos.
  • Fiscalizar el cumplimiento de la normativa legal.

El Poder Ejecutivo fija la política nacional en materia de semillas según estos objetivos y cuenta con el asesoramiento del Instituto. La vinculación de INASE con el Poder Ejecutivo es a través del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca.

 

Sus principales cometidos son:

  • Promover el desarrollo de las actividades semillerista en todas sus etapas. • Asesorar al Poder Ejecutivo en materia de política de semillas.
  • Realizar la Evaluación Nacional de Cultivares para su inclusión en el Registro Nacional de Cultivares.
  • Llevar el Registro Nacional de Cultivares y el Registro General de Semilleristas.
  • Mantener el Registro de Propiedad de Cultivares y otorgar los títulos correspondientes, según las normas nacionales y los acuerdos internacionales bilaterales o multilaterales.
  • Realizar la certificación de semillas nacional e internacional, observando los acuerdos internacionales, bilaterales o multilaterales.
  • Fiscalizar la producción y comercialización de semillas y velar por el cumplimiento de las normas establecidas en la ley y su reglamentación.
  • Mantener el laboratorio oficial de semillas del país, efectuar análisis y expedir certificados, según los acuerdos internacionales, bilaterales o multilaterales.
  • Habilitar y auditar laboratorios privados de análisis de semillas de acuerdo a lo que establezca la reglamentación.
  • Tramitar y resolver las gestiones de importación y exportación de semillas. • Establecer relaciones de cooperación recíproca y convenios con instituciones públicas o privadas, nacionales o extranjeras y con organismos internacionales o regionales.
  • Promover la capacitación y perfeccionamiento de los agentes vinculados al sector en coordinación con los organismos nacionales de investigación y asistencia técnica.
  • Determinar y aplicar las sanciones pertinentes por infracciones a las normas regulatorias establecidas por la ley y su reglamentación y fijar los montos de las multas correspondientes.

Las principales fuentes de financiación del Instituto son ingresos por servicios prestados y un aporte anual del Estado. No tiene fines de lucro y las tarifas por servicio son fijadas por los costos.